Experiencia: Yogurt de yogurtera (fácil y barato!)

Un ejemplo clásico que siempre se pone a la hora de hablar de la trazabilidad de los productos es el yogurt.

¡Oh! ¡Inocente yogurt de tu nevera! Humilde representante de marca blanca u ostentoso 8895836840_b868aa2cd8_bintegrante de la aristocracia láctea. Aún en el caso que puedas controlar de dónde proviene la leche e imaginándonos que es un yogurt natural soso sosísimo sin gracia ninguna (pero que te ahorra preocuparte por la procedencia del azúcar, aromatizantes, colorantes, potenciadores del sabor y estabilizantes) siempre te quedará la duda sobre su envase. ¿De dónde proviene? ¿Qué ocurrirá después con él? ¿Cual sería el coste real de tu yogurt si se incluyera en el precio la huella energética de la fabricación de ese envase y su posterior tratamiento como residuo?

Un día de esos tontos, en los que te planteas cómo hacer tu vida más complicada (seamos sinceros, por muy fácil que sea hacer yogurt, comprarlo ya hecho en el súper de debajo de tu casa siempre es más fácil, salvo que tengas fobia a los hipermercados o a la gente), vi de oferta una yogurtera y me lancé de cabeza a por ella. Y todavía no me he arrepentido, lo que quiere decir que o bien aporta ventajas o bien soy muy cabezona.

Ventajas de hacer yogurt casero:

1. El precio.

Soy la primera sorprendida, lo juro. Cuando empecé no lo hacía por el precio, estaba convencida que el yogurt casero era más caro que comprarlo hecho. De hecho, las leyes de la economía me avalaban: la producción masiva industrial siempre abarata costos. Pero, claro, aquí no cuentan gastos publicitarios, de distribución y demás. Es evidente que parto de materias primas que compro en un súper (de momento tener una vaquería en un piso no es legal), pero el descuento por producción masiva de yogurts se me aplica a mí, porque de pocos elementos obtengo muchos.

He hecho los cálculos, los he repasado una y mil veces. Si los cuelgo es porque estoy segura de que son correctos. De todas formas, no soy matemática ni economista, si alguien ve algún error, que me lo comunique y silenciaré su comentario y aplicaré los cambios oportunos. Helos aquí:

Iogurt  (160g)

Materias primas
1 yogurt natural (0,5€) –> 21 u
3 tetrabrick leche (0,62€*3=1,86€) –> 21 u
1,3 botes mermelada (1,79€*1,3=2,30€) –> 18 u

Breve explicación: de un yogurt natural (bote de vidrio, no reparamos en gastos)[1] tengo para hacer 21 yogures en tres tandas de siete yogures cada una. Los yogures, para que tengan alguna gracia les ponemos mermelada de frutas (bote vidrio, mermelada pija con cachos de fruta apreciables, tampoco reparamos en gastos aquí). En cada tanda siempre hay que dejar uno natural para poder hacer la siguiente. Así que 18 yogures son con mermelada, 3 son naturales. Un bote de mermelada da para 14 yogures, para los 4 restantes hay que empezar otro bote.

Consumo eléctrico de la yogurtera
12W de potencia = 0,012 kW * 12 h de funcionamiento = 0,144 kWh
0,144 kWh * 0,1410€/kWh = 0,0203 € / 7 yogures = 0,003 € de consumo eléctrico por yogurt

Coste total:

1,86/21= 0,089€ de leche por yogurt
0,5/21=0,023€ de yogurt por yogurt
2,30/18=0,128€ de mermelada por yogurt
_________________________________________
0,089+0,023+0,128+0,003 = 0,243 € por yogurt con mermelada
0,089+0,023+ 0,003 = 0,115 € por yogurt natural

11 céntimos de euro el yogurt natural no parece un mal precio, y más si tenemos en cuenta que nuestro yogures son de 160g y los comerciales son de 125g. Pero aún así quisimos comparar con los yogures del súper a ver si es o no es un buen precio.

comparativa yogurtSe puede apreciar que se ahorra bastante, incluso teniendo en cuenta el gasto eléctrico de nuestra yogurtera. Los yogures naturales salen un 33% más baratos que el precio medio de los yogures de las marcas blancas más usuales en mi zona.

Esto se invierte si comparamos con los yogures de sabor fresa, que no hay que olvidar que no contienen más fresas que las pintadas en el envase.

Pero si comparamos nuestro yogurt de mermelada con los yogures con mermelada del mercado, la cosa cambia. Primero, se ofertan muy pocos sabores, mientras que nosotros podemos hacer yogurt con cualquier mermelada, incluso de pimientos si un día quisiéramos hacer un canapé especial. Y estamos usando una de las mermeladas más caras, que hay. Podríamos abaratar bastante si usáramos marcas blancas. Además, hay infinidad de recetas, no sólo con mermelada. Si a alguien no le gusta, puede hacerlos de café, o de chocolate, o con azúcar o con fruta en almíbar…

La realidad es que consumimos un yogurt de una calidad muy elevada a precio de marca blanca o incluso más barato.

2. Se generan menos residuos

Los más perspicaces se habrán dado cuenta. ¡Ajá! En esta tabla tampoco estamos contando lo que cuesta procesar los residuos generados. Todo se viene abajo como u castillo de naipes mal montado, etc.

De este yogurt estamos hablando...

De este yogurt estamos hablando…

Pues no. No lo tengo en cuenta porque es un cálculo muy complejo y no sé cómo hacerlo con ciertas garantías de seriedad. Además, en cada región varía. Y, sobre todo, los residuos a tratar son diferentes (botes de vidrio, tetrabrick, cubiletes de plástico, tapas de alumino…).

Pero lo que sí que es cierto es una cosa: comiendo 21 yogures generas 21 residuos (42 si contamos las tapas a parte), que deben ser procesados con un coste desconocido. Mientras que nosotros comemos 21 yogures generandos tres residuos (cinco si cuentas las tapas), que deben ser procesados con un coste desconocido. 21 a 3 (o 42 a 5), no está mal. Y, además, dos de esos tres residuos son botes de cristal, que no siempre tiramos, ya que tienen un tamaño ideal para hacer cosas con ellos.

En el mercado también se venden yogures en botes de vidrio, pero encontrar qué hacer con 21 botecillos de vidrio cada vez no es tan fácil. Y, además, el yogurt natural en bote de vidrio se vende a 0,5€ la unidad, mientras que nosotros los disfrutamos por 0,115€. En ocasiones, ser ecólogico sale a cuenta.

También está lo que cuesta fregar los botes de vidrio de los yogures, pero no debe de ser mucho, porque (todavía) podemos pagar las facturas del agua. Y si nos ponemos tiquismiquis con eso, nadie tiene en cuenta el impacto medioambiental del transporte del yogurt desde la fábrica, así que vamos a dejar el tema.

3. Elección consciente de los ingredientes.

Como yo elijo las materias primas para mis yogures, es más fácil medir el impacto ecológico que genero al comérmelos (más facil no significa que lo controle por completo, pero por algo se empieza). En el yogurt manufacturado, aunque sea producción local, es dificil conocer la procedencia de todos los ingredientes. ¿De donde han salido los conservantes o los colorantes (si tiene)? ¿Y la leche (en el caso de que utilicen leche y no diversos sucedàneos y elementos de la leche por separado, porque así es más barato y/o cumple mejor normativas de seguridad alimentaria)?… Cuanto más elementales (elemental en el sentido de primario, de no manufacturado) sean los ingredientes de los que partes, tanto más sencillo es saber de dónde procede cada uno, el camino que han recorrido hasta tu estómago.

¿Qué? Nada que envidiar a cualquier yogurt comercial...

¿Qué? Nada que envidiar a cualquier yogurt comercial…

Aquí se me puede argumentar que la mermelada como ingrediente elemental deja muchoque desear. Lo sabemos, es cierto. En un estado más avanzado del proyecto, la idea es elaborar nosotros mismos la mermelada a partir de las fresas de nuestro huerto urbano. ¿A que somos adorablemente hippies?

Otro problema es que a pesar de todo, seguimos necesitando un yogurt comercial. Sí, es cierto, pero es uno para producir 21. Además, que es de los que menos ingredientes llevan, Dios mío, es tan soso que se puede comer sin problemas en caso de gastroenteritis. Y, finalmente, podríamos soslayar este problema comprando las bacterias por separado, que, como ya he señalado, se venden a 8 euros para hacer 21 yogures igual. Además, vienen en bolsas separadas dentro de una caja (mayor número de residuos), es muy dificil de conseguir (se tendría que contabilizar el tiempo y el transporte consumido hasta conseguirlo) y que la idea al final es reducir nuestra huella ecológica pero viviendo en esta sociedad (y de paso, mejorar en calidad alimentaria), no complicarte la vida hasta el extremo que recurras a comprar a escondidas de tí misma los yogures hechos en el supermercado o llegar a extremos absurdos de generar más residuos y gasto enérgético por tratar de ahorarte una nimiedad (1/21 parte de ingrediente de origen más o menos descontrolado).

Y un último punto, que también es una ventaja significativa: puedo comprar leche de cabra y un yogur natural de leche de cabra y montarme 21 yogures de leche de cabra. Puedo utilizar leche de continuación para bebés o incluso materna (pero aquí sí que es impeninable el uso de las bacterias en polvo) y hacer yogures realmente para bebés y no el sucedáneo que venden a precio de oro (económico y para la salud). Puedo utilizar fruta en almíbar, mermelada, confitura, compota, ¡zanahorias! o frutos secos (fruta fresca no, suelta demasiada agua, debe de ser cocida primero de alguna forma). Siempre que haya bacterias lácteas implicadas (esto no es kefir) puedes hacer lo que quieras como quieras.

Conclusión

Hacer yogurt con una yogurtera puede parecer a priori una actividad snob para gente con mucho tiempo libre, pero en realidad aporta muchas ventajas. Está muy bueno, es muy sano, puedes customizarlo como quieras y, encima, es más barato y aunque es ecológicamente mejorable, es cierto que mejora respecto a comprar yogures comerciales. ¡Desde aquí lo recomendamos activamente!

Y por cierto, si aún hay dudas, porque hay yogures que aportan cosas como omega 3, omega 9, calcio, o moléculas mágicas contra el colesterol, la hipertensión o la depresión, recomiendo encarecidamente leerse estos artículos sobre alimentos funcionalizados para tener propiedades esotéricas supuestamente medicinales: scientia/calcio, scientia/lactobacilos, scientia/tensión arterial y yogurts e infinidad de artículos que demuestran que la mayoría de los alimentos funcionales venden a precio de oro y anuncian a los cuatro vientos… cartón, humo y mucha, mucha imaginación technicolor.

valoracio yogurt

Esta semana colgaremos la receta que seguimos paso a paso, con fotos ilustrativas y todo.


[1] sí, es paradójico, pero las bacterias se tienen se sacar de algún lado. Las que venden en sobres son más caras (8 €), son MUY difíciles de conseguir (supongo que por estos motivos) y rinden igual que un yogurt natural.

Acerca de Ana

Nací en los ochenta y soy, por los pelos, de la generación millenial. Pero de los tempranos, no de los ni-nis, sino de los que estudiaron mucho y emigraron. Yo estudié mucho y me doctoré en química orgánica, pero no emigré. Me quedé y ahora me he reproducido. Y aquí estoy. Escribiendo esto.
Esta entrada fue publicada en artículos, Experiencias y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Experiencia: Yogurt de yogurtera (fácil y barato!)

  1. Sectario dijo:

    Aún me acabaré comprando una yogurtera la proxima vez que la vea de oferta en el lidl:P Y de paso, gasto la mermelada de ciruela (casera!) que tengo en casa

    Me gusta

  2. Duende dijo:

    No será una mala compra… sobretodo si la ves de oferta! Aunque lo mejor en tu caso sería la mermelada de ciruelas…

    Me gusta

  3. kaell dijo:

    Muy buen articulo, estamos despertando cada vez mas conciencia sobre la huella de desechos que hay tras la produccion y consumo de todo los que existe y comercializa, esto es lo que deberia estandarizarse a nivel mundial y es que toda empresa reciclara o convirtiera sus desechos en nuevas materias primas. La forma de darle un control mas apropiado es que los envases sean de caracter retornable o en su defecto que recibieran los envases y/o reciduos en parte de pago para asi darle un mejor proposito a los desechos y a su vez con el dinero que recaude la empresa por la venta de estos reciduos, hara que puedan mantener los precios bajos por mas tiempo ya que recuperan parte de la inversion.

    Me gusta

    • Duende dijo:

      Muchas gracias, kaeli. Yo también creo que parte de la solución pase por instaurar un sistema de retorno de los envases. Lamentablemente esto era así en el pasado con un buen numero de alimentos (aceite, cerveza, leche por poner ejemplos que se conozco de primera mano) y se abandonó esa práctica en aras deun futuro supuestamente más higiénico proporcionado por los recipientes de un solo uso. Creo que se deberían repensar ciertas decisiones del pasado y volver a prácticas mas saludables para con el entorno.

      Me gusta

  4. Miguel dijo:

    Buenas, agradecerte el artículo, aunque en el estudio económico no se ha tenido en cuenta la inversión en la yogurtera y serían necesarios 3000-4000 yogures naturales y muchísimos más de fruta para que comiencen a resultar más barato si aún sigue funcionando (cálculos para la yogurtera que me gusta). A pesar de eso, me gusta la idea en general so pena de pagar lo mismo o un poco más por yogur durante mucho tiempo.

    Me gusta

    • Ana dijo:

      Hola Miguel. ¡Gracias por pasarte y comentar! La verdad es que la yogurtera la compré de super rebajas y me costó 20€. Según mis cálculos, está amortizada con 200 yogures y dado que consumimos unos 8/10 por semana, pues en medio año ya se amortizó. Hace ya unos cuantos años que la compré y llevaremos hecho eso, unos 3000/4000 yogures y no parece tener ningún problema (crucemos los dedos). Como aparato es muy, muy, muy simple. Y si no, siempre queda la opción de hacerlos en el horno, manteniendo una temperatur constante de 40ºC (aquí habría que recalcular el coste de la luz, aunque podrías hacer muchos, muchos de una sola vez). Tambien decir que tengo que revisar la receta, porque ahora ya lo tengo muchísimo más optimizado y de un sólo yogur hago hasta 14 yogures de una sola vez, y los ciclos son de hasta 100 yogures sin utilizar ninguno comprado…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s