Huerto urbano en maceta: Calabacines.

Detalles técnicos

 calabacines

La planta es de color verde brillante. Sus primeras hojitas ya son bastante grandes y fácilmente reconocibles. Las hojas son muy grandes, verde brillante y de tacto desagradable, sobretodo el envés. Las flores son grandes y de color amarillo anaranjado. No tienen pétalos diferenciados, se abren formando una estrella.

Trabajo

Plantamos las semillas tal como el proveedor de semillas decía, en una maceta de madera de 40 x 80. La tierra era la normal que se utiliza en las macetas, sin que fuese especial para huertos, y drenaba correctamente.

Ha sido abonada con cierta regularidad con abono biológico.

Resultados

En nuestra experiencia personal, plantar calabacines para un huerto urbano no es la cosa más satisfactoria del mundo. Ahora paso a relatar las vicisitudes que hemos vivido después de dos años intentándolo. Por supuesto, toda esta información no pretende ser un tratado exhaustivo de horticultura, y posiblemente alguien con mayores conocimientos botánicos o más maña con las plantas pueda conseguir mejores resultados.1920

Para empezar la planta es enorme (la nuestra llegó a ocupar un espacio de metro y medio de diámetro). Encima es parecida, salvando distancias, a las ortigas, no tiene pinchos, pero el tacto es ligeramente urticante y muy molesto.

El año pasado planté dos en la misma maceta grande (de 40×80 cm) y el resultado fue desastroso. Ambas se tapaban mutuamente la luz del sol y competían por el espacio. Y aunque florecieron, no llegaron a fructificar. Además, aunque les daba bastante el sol, el lugar tenía bastantes horas de sombra y eso no les iba demasiado bien.

IMG_1898Este año en la misma maceta de 40×80 planté únicamente un ejemplar, que compartía maceta con una sufrida planta de fresas (la cual aguantó bastante bien la difícil convivencia). Estaba a pleno sol y esta vez sí, llegó a fructificar y ha estado meses dando pequeños calabacines. Son muy graciosos, como se aprecia en las fotos, pero de ahí a abastecernos de calabacines sólo con los del huerto…

La planta crece hacia arriba, pero el tallo no tiene consistencia para aguantarse por sí mismo. Si no se va atando a un palo guía (uno que aguante su peso y tamaño) o a estructura piramidal como las tomateras, acaba arrastrándose por el suelo, con el consiguiente daño para los frutos. Esto también puede ser una ventaja, según se mire, ya que hemos visto que puede ser una planta colgante. Aunque el volumen de tierra que hace falta para que pueda desarrollarse y el tamaño de sus hojas hace que tenerla de planta colgante requiera unas condiciones muy específicas.

La planta del calabacín florece de manera vistosa y hasta bonita, con unas flores amarillasIMG_1868 muy grandes y llamativas que no duran mucho (unos dos días). Da de dos tipos, según el tipo de tallo que las sostenga: unas de tallo fino y muy largo, que son masculinas, y otras, cuyo tallo es el calabacín, gordo y carnoso, rematado con la misma flor aparentemente pero que es femenina. Mientras la flor femenina se seca, el calabacín va madurando. Hemos comprobado que el día óptimo para recolectar el calabacín es aquel que al rozar la flor seca ésta se cae espontáneamente. Se debe cortar con un buen cuchillo afilado del mismo tallo de la planta. Incluso ese día puede ser demasiado tarde, pero aún puede comerse sin problemas.

1921.JPGDado que el calabacín no es una verdura que se distinga por su sabor intenso, no hay grandes diferencias respecto a los que se compran en el mercado. Lo que si que hay diferencias más que notables es en el tamaño de los frutos, que son bastante insatisfactorios.1919.JPG

Conclusiones

Para que una familia pueda abastecerse de calabacines sólo con los de la maceta, tendría que plantarse una planta por cada miembro y que ninguno sea vegetariano.

Además, la planta no cabe en un balcón, ni en el más amplio. Hace falta tener una buena terraza muy soleada, mucho espacio para tener macetas grandes y poder dejar bastante espacio entre ellas.

El precio en el mercado de los calabacines no es en absoluto elevado y su calidad no difiere demasiado (más bien, mejora notablemente) respecto a los del huerto de mi terraza. Además, no he contabilizado el agua que ha consumido, el espacio que ha ocupado, las plantas que ha matado (por taparles el sol) (aunque eso ha sido culpa nuestra y de nuestra inexperiencia…). Dudo que salga a cuenta plantarlos en casa.

A no ser que ocurra alguna catástrofe (nuclear, ataque zombie…) no creo que volvamos a plantar calabacines en casa.

Acerca de Ana

Nací en los ochenta y soy, por los pelos, de la generación millenial. Pero de los tempranos, no de los ni-nis, sino de los que estudiaron mucho y emigraron. Yo estudié mucho y me doctoré en química orgánica, pero no emigré. Me quedé y ahora me he reproducido. Y aquí estoy. Escribiendo esto.
Esta entrada fue publicada en ...del huerto urbano y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s