A vueltas con los envases de plástico

ImatgeCiertamente, si se investiga un poco por la red, hay miles de trucos, consejos y recetas para substituir la mayoría de los productos comerciales por compuestos caseros, más o menos extravagantes, desde el desodorante a base de vodka[i] hasta la salsa de tomate frito casera. Sin embargo, muchas de estas recetas implican ingredientes diversos que también se tienen que comprar. Y me he visto planificando la sustitución de un producto embotellado, para ahorrarme el envase y los costes ecológicos del transporte, utilizando una receta para la cual requiero 3 o 4 artículos, igualmente embotellados y transportados desde donde sea que se manufacturen.

Que si bien es cierto que esos tres o cuatro envases contienen materia prima para fabricar tres o cuatro tandas del producto a sustituir, lo que al final resulta es que el balance para el medio ambiente es cero, pero el balance en tiempo gastado en fabricarlo es superior al de ir a comprarlo sin más y encima, dado que algunas recetas son síntesis químicas de compuestos reactivos que vas a aplicar sobre tu ropa, piel, etc…, el producto que obtienes, si no has seguido/entendido bien los pasos, puede ser potencialmente peligroso.

Nadie dijo que decrecer fuera fácil.

Así que enfoquemos un problema y tratemos de solucionarlo. Primero lo sencillo: reduzcamos el número de envases a eliminar.

¿Porqué?

Según ANAIP (Asociación Española de Industriales de Plásticos) cada español consume ya 115 kilos de plásticos por año, cifra   basureromuy lejana a los 300 gramos por persona consumidos hace apenas 50 años.[ii] Una buena parte de esta cantidad ingente de material es consumida y desechada, ya que ésta es una de las principales ventajas de la vida moderna: el concepto usar y tirar sería casi imposible sin la existencia de este derivado del petróleo, en sus múltiples combinaciones.

¿Y qué hacer con todo el residuo generado? Se puede reciclar, pero no todos los plásticos son susceptibles de serlo, y para empeorarlo, presuntamente algunos gobiernos están enviando partidas de este residuo a países del tercer mundo, ya que sale más barato que construir una planta de reciclaje.[iii]

Y aunque nuestro fiel contenedor amarillo cumpla la promesa por la cual separamos la basura religiosamente entre cuatro cubos, según un estudio publicado en la prestigiosa revista Nature,[iv] menos de la mitad de los 280 millones de toneladas de plástico producidos en 2012 fue reciclado o depositado en vertederos adecuados, lo que significa que una gran proporción está desperdigada sin control. Este mismo artículo, que lleva como título una rotunda demanda ‘Policy: Classify plastic waste as hazardous’ (“Políticos, clasificad los residuos plásticos como peligrosos”), ha sido firmado por 10 prestigiosos científicos, concluye que el etiquetado de algunos plásticos – cloruro de polivinilo (PVC), poliestireno (PS), poliuretano (PUR) y policarbonato (PC)[v] – como peligrosos reduciría los riesgos asociados para la salud y ayudaría a proteger la vida silvestre.

images

Libro “Plastic Free” de Beth Terry, defensora del plasticarianismo

Y es que, por mucho que los alimentos los compremos frescos – y mejor si son del mercado del barrio – y preparemos nuestras propias conservas y congelados, todos los productos cosméticos y de limpieza vienen envasados en cómodas botellas de plástico que tiramos una vez están gastadas.

Si te ha indignado profundamente la lacra social y ecológica que suponen los plásticos, no estás solo. Hay gente que ha renunciado por completo y ad eternum a los plásticos. Son los plasticarianos[vi] y, aunque ahora lo tienen un poco difícil, cada vez son más, o al menos, tienen mayor repercusión en los medios.

Una posible solución, si nunca fuiste de soluciones drásticas, mientras llegan las botellas fabricadas a partir de papel reciclado, podría ser volver a la venta a granel.

Puede parecer una propuesta arcaizante, pero en realidad es más económico, genera menos basura, – con lo que a su vez se disminuyen la tasas de residuos  ¡doble ahorro! – y tienes mayor control sobre las cantidad que compras. Ya que hay productos de los cuales solo deseas unos gramos y los tienes que comprar casi a kilos, mientras que otros los consumes a diario y los envases son ridículamente pequeños. De hecho, para cierto tipo de productos, como cereales, frutos secos y legumbres, todavía subsiste este tipo de venta en paradas de mercados municipales y también en tiendas de barrio.

Pero la idea es ir más allá. La idea es comprarlo todo, o al menos, la mayor parte de las cosas. Como Barcelona es una ciudad enorme, donde cabe gente con ideas de todo tipo, todo esto ya se le ocurrió a alguien antes y es posible encontrar tiendas de venta al detall a granel que venden aquellos productos que no se suelen encontrar en este formato.

La Antiga Casa Torras en el centro (Plaça Comercial, 2) vende los productos que en seguida se te vienen a la cabeza cuando se habla de venta5991364357_8426679f80_b a granel: especias, frutos secos, legumbres… pero también harinas, arroz o miel.

Sin embargo, Granel (C/ Puigmarti 11) se lleva la palma, vendiendo todo esto y más, como detergentes, aceite, vino… su idea es crear conscientemente un nuevo modelo de mercado, no sobrevivir como reliquia de tiempos pasados, y pasan a formar parte de ese nuevo movimiento – ¿social, estético, publicitario? – de tiendas y comercios con un ideario en el que se incluye el concepto de slow shop. Tiendas lentas para gente sin prisas, como los caracoles.

A ver que tal se nos da acarrear con botes de vidrio (primero vacíos, luego llenos) por el metro. Pero eso será otra historia.


[i] http://www.eltocadordekhimma.com/2012/06/cosmetica-natural-casera-diy.html. He de admitir que no he tenido valor de probarlo, y menos ahora que por circunstancias debo coger el coche para ir a trabajar y hace bastante calor, puede ser divertida la escena en la cual explico al policía de un control de alcoholemia rutinario que ese persistente olor a vodka que impregna el coche no es el resultado de un alcoholismo preocupante sino de una sana tendencia a la experimentación con los artículos DIY, pero… no. Soy una cobarde.

[iv] Chelsea M. Rochman, Mark Anthony Browne, Benjamin S. Halpern, Brian T. Hentschel, Eunha Hoh, Hrissi K. Karapanagioti, Lorena M. Rios-Mendoza, Hideshige Takada, Swee Teh, Richard C. Thompson; Nature (2013) 494, 169–171

[v] Estas siglas, PVC, PS, PUR, PC, PET, PEN, etc… son acrónimos del nombre del polímero que constituye el plástico. Para hacer el reciclaje de estos polímeros más fácil, la industria del plástico ha adoptado los códigos mostrados anteriormente. Dado que el cumplimiento en el etiquetado es voluntario, no todos los plásticos están marcados para su identificación.

[vi] http://plasticantidote.com/; http://itstartswithme-danielle.blogspot.com.es/2012/08/plastic-free-kick-plastic-habit.html por ejemplo; y en castellano sólo http://smoda.elpais.com/articulos/vivir-sin-plastico/3593. El documental que aparece en primer plano del artículo de El País no destaca por su calidad científica, aunque es cierto que hay algunas entrevistas en las que los entrevistados logran decir cosas bastante interesantes, a pesar del entrevistador.

Acerca de Ana

Nací en los ochenta y soy, por los pelos, de la generación millenial. Pero de los tempranos, no de los ni-nis, sino de los que estudiaron mucho y emigraron. Yo estudié mucho y me doctoré en química orgánica, pero no emigré. Me quedé y ahora me he reproducido. Y aquí estoy. Escribiendo esto.
Esta entrada fue publicada en artículos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A vueltas con los envases de plástico

  1. esenciasdeluna dijo:

    Reblogged this on Esencias de Luna and commented:
    Habrá que empezar a plantearse cómo dejar de tirar envases de plástico.

    Me gusta

  2. Pingback: Experiencia: comprar a granel… productos de limpieza. | Cargols i Gratacels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s