Contaminando el mar desde casa: el problema de las cremas exfoliantes

Al nacer nuestra piel se regenera naturalmente cada 28 días, pero conforme se envejece este proceso pierde efectividad, la piel muerta se acumula no dejando crecer la nueva y la piel pierde salud, aparecen los puntos negros y pierde suavidad.[i] Exfoliarse la piel mecánicamente es un tratamiento de belleza que consiste en restregar sobre la piel algún material abrasivo para eliminar las células muertas y renovar la piel. Esta técnica de limpieza profunda de la dermis se conoce desde tiempo inmemorial. Ya el antiguo Egipto se usaban exfoliantes, como cita el Papiro Ebers: “Otro (remedio) para que la carne superficial se vuelva perfecta: una parte de polvo de alabastro, una parte de natrón, una parte de sal marina y una parte de miel. Mezclar y aplicar frotando sobre la piel (Ebers, 714)”.

exfoliarEn general, se suelen recomendar rutinas de hasta 2 veces a la semana en pieles grasas. Sin embargo, si se analiza en qué consiste la exfoliación, quizás sea más que excesivo. No hay que olvidar que se está “lijando” la piel antes de que termine su ciclo regenerador de al menos 28 días, arrastrando indiscriminadamente células muertas, vivas, así como todo aquello que conforma la capa más superficial de nuestra piel y que ayuda naturalmente a mantenerla sana, como la flora dérmica.[ii] Existen una serie de riesgos que suelen obviarse y que provocan toda una serie de problemas que a su vez tienen que ser tratados con otras cremas y productos, como son: [iii]

  • Al eliminar la capa córnea protectora se es más vulnerable a los rayos solares.
  • Al eliminar la película hidrolipídica se es más sensible a ciertos agentes y podría aparecer una intolerancia de por vida a un cosmético.
  • Al cambiar la flora se reduce la barrera de protección frente a microorganismos

Según expertos,[iii] dado que nos limpiamos la piel, se supone, diariamente, no llega a acumularse tanta suciedad como para justificar un tratamiento tan agresivo de manera continua. Los efectos sensoriales de exfoliación son inmediatos – sentimos nuestra piel mucho más suave nada más acabar el tratamiento – pero es muy probable que no fuera necesario hacerlo y ha implicado una agresión en toda regla a nuestra piel. Quizás haya más de marketing que de necesidad fisiológica real en esas recomendaciones de las casas cosméticas, que al fin y al cabo, lo que desean es que compres su producto y lo gastes lo más rápido posible para que lo vuelvas a comprar.

Pero no acaba aquí el problema. Las cremas exfoliantes comerciales utilizan como partículas abrasivas, microesferas de polímeros plásticos. ¿Qué es una esfera de polímero plástico? Si se extiende un poco de crema exfoliante sobre la mano y se mira detenidamente se podrán ver las diminutas bolitas azules, rojas, naranjas… que la componen. Estas bolitas están hechas de materiales plásticos no tóxicos en principio –nadie se restregaría por la cara material irritante o tóxico… , aunque… quizás con una publicidad adecuada… en fin, que me desvío del tema–, plásticos como el PMMA, PE, PP,… están presentes a nuestro alrededor en multitud de objetos que conforman nuestro día a día: botellas de plástico, tuppers, carcasas de bolígrafos… El problema de todos estos materiales es que no son reabsorbidos por el medio ambiente, no se convierten en material fertilizante ni en gas respirable. Simplemente se van rompiendo en trocitos cada vez más pequeños. En el caso de las bolitas de las cremas exfoliantes, ya parten de un tamaño suficientemente pequeño como para no ser retenidas por los filtros de las depuradoras y del sumidero del lavabo se transportan directamente al mar. Estas partículas son diminutas a nuestros ojos, pero ¿Y a los ojos de un pez? Multitud de pequeños peces encuentra su alimento en la multitud de pequeños organismos que conforman el plancton, que no difieren mucho en tamaño de las partículas plásticas de las cremas exfoliantes. Además, estas pequeñas esferas no flotan sobre la superficie, como los residuos plásticos más voluminosos, sino que se distribuyen por todo el volumen acuoso y se depositan sobre el suelo marino,[iv] por lo que la cantidad y variedad de criaturas que tienen acceso a ellas es muy amplia y diversa. Estos organismos, a su vez, son devorados por sus correspondientes depredadores, igualmente diversos, que van acumulando el plástico ingerido por el plancton en su organismo, además del que ellos puedan consumir por su cuenta que provenga de otras fuentes. Al final de todos estos festines sucesivos estamos los grandes depredadores, así que es posible que en el hígado del rico salmón que te comes para cenar estén las partículas plástico que un día restregaste por tu piel. Y si no comes pescado, no pasa nada, otros animales lo hacen por ti, trasladando la basura del mar a los ecosistemas terrestres.

estomago petrel

Residuos plásticos encontrados en el estómago de un Petrel Glacial, un pájaro marino que habita en las costas antárticas.[v]

En resumen: Si bien ayudar a regenerar la capa dérmica mediante una crema exfoliante nos puede ayudar a combatir puntos negros y mostrar una piel más suave y cuidada, excedernos en el tratamiento reporta más daños para la salud que beneficios. Si a esto añadimos la problemática de las microesferas plásticas y su incorporación a la cadena trófica, no solo destrozamos inconscientemente la flora de nuestra dermis, que no deja de ser un problema en cierta manera ecológico bastante insignificante en cuanto a impacto global, sino que además contaminamos seriamente el medio marino, disminuimos la cantidad plancton, lo que afecta a todos los seres que dependen de ellos y acabamos acumulando en nuestro cuerpo residuos plásticos. Un éxito.

La ONG holandesa De Nordzee  (El Mar del Norte) ha organizado una campaña europea contra el empleo de las microesferas plásticas, que tan gravemente amenazan los ecosistemas marinos. La lista de empresas y productos que los usan es larga. Desde Colgate Palmolive hasta Estèe Lauder (Clinique), pasando por L´Orèal (Biotherm, Vichy), Avene, Beiersdorf (Nivea) Procter & Gamble (Clearasil), Keyline, Ada, Bourjois, Johnson & Johnson (Neutrogena), o Yves Rocher. Están presentes en cremas faciales, geles de baño, jabones y champús. Incluso en pastas de dientes con efecto blanqueador, como GlaxoSmithKline en su marca Sensodyne, así como Colgate con el Max White.

Banner-zonder-pijl

Banner de la campaña de Norzee para recoger firmas contra la presencia de micropartículas plásticas en productos de cosmética.

La reacción es lenta, pero empieza a dar resultado. Este pasado mes de enero, la firma Unilever ha tomado la decisión de erradicar los microgranos de sus productos estrella, como “Dove”. Pretende poner fin a esta práctica antes de 2015. Veremos si es seguido por otras empresas. Por otro lado, actualmente ya existen alternativas. Es posible consultar los cosméticos que tienen micro gránulos de plástico, agrupados en  tres diferentes listas: verdes (sin plásticos), amarillos (con dudas) y rojos (repletos).

Y siempre quedan aquellos preparados exfoliantes caseros cuyas partículas abrasivas son sal, azúcar o avena. Pero, como ya se ha visto, hay que usarlas con moderación.


[i] G. L. Grove, A.M. Kligman, J. Gerontol., 1983, 38, 137

[ii] G. V. Santamaría y col. Rev Cent Dermatol. Pascua, 2002, 11 (1), 18

[iv] a) D. K. A. Barnes, F. Galgani, R. C. Thompson, M. Barlaz Phil. Trans. R. Soc. B, 2009, 364; b) K. Betts, Environ. Sci. Technol., 2008, 42 (24), 8995

Acerca de Ana

Nací en los ochenta y soy, por los pelos, de la generación millenial. Pero de los tempranos, no de los ni-nis, sino de los que estudiaron mucho y emigraron. Yo estudié mucho y me doctoré en química orgánica, pero no emigré. Me quedé y ahora me he reproducido. Y aquí estoy. Escribiendo esto.
Esta entrada fue publicada en artículos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Contaminando el mar desde casa: el problema de las cremas exfoliantes

  1. Luz Holguin dijo:

    Me gustaria saber si los productos de Natura contienen microoganismos nocivos en su composición. Y gracias por la información es bueno saber para poder cuidar nuestra piel

    Me gusta

    • Duende dijo:

      Hola Luz, gracias por tu comentario. No se si los productos de Natura incluyen cremas exfoliantes con microesferas de origen plástico. Lo investigaré y te responderé. La verdad es que llevo tiempo buscando una crema exfoliante que utilice productos biodegradables como particulas abrasivas y lo más parecido que he encontrado es una receta casera a base de aceite de oliva y sal. Aunque es efectiva, es demasiado agresiva para aplicar en según qué zonas (en la cara, ¡ni pensarlo!) y, desde luego, no es de uso diario, ni siquiera semanal. En fin, lo dicho, que investigaré los productos de Natura e iré informando de lo que vaya encontrando. De nuevo, ¡muchas gracias! Un saludo.

      Me gusta

  2. Pingback: Experiencia: Lush. Manejar con cuidado. | Cargols i Gratacels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s